COMPLEMENTOS ALIMENTICIOS QUE NOS AYUDAN EN EL DEPORTE.

      Con la llegada del año nuevo muchos son los propósitos que nos proponemos, uno de los más comunes es la práctica de algún deporte o el típico “me apunto al gimnasio”

      Practicar algún deporte de forma regular es una buena forma de mantener la actividad física imprescindible para mejorar el estado de salud y prevenir enfermedades. Muchas de las enfermedades más prevalentes hoy en día son consecuencia del sedentarismo y muchas de ellas mejoran con la práctica del deporte. La práctica de deporte disminuye el riesgo de obesidad y de sufrir enfermedades cardíacas y metabólicas, mejora la presión arterial alta, disminuye los niveles elevados de colesterol y otras grasas en la sangre, disminuye los riesgos de osteoporosis y mantiene la musculatura fuerte y flexible, lo que reduce el riesgo de lesiones por caídas o golpes. Además el ejercicio mejora el estado de ánimo y la autoestima, sin olvidar la pérdida de peso que a todos nos preocupa después de los excesos navideños.

      Sin embargo, para la práctica de deporte se tienen que tener en consideración ciertas precauciones, como llevar una alimentación adecuada, precalentar antes del entrenamiento, conocer los propios límites y hacer estiramientos después de las sesiones.

      Es muy importante también la hidratación. Es imprescindible hidratarse antes, durante y después de la práctica de deporte y beber aunque no se tenga sed, ya que la pérdida de agua durante el esfuerzo puede ser rápida.

      No hay recompensa sin esfuerzo y el entrenamiento y la práctica de deporte conllevan un esfuerzo físico que a veces trae consecuencias y puede suponer molestias. Una nutrición adecuada, como se ha dicho es imprescindible y no hay nada que la pueda sustituir. Pero conocer los complementos alimenticios que pueden ayudar en ciertos problemas y situaciones puede ser de gran ayuda.

  • Protección de la musculatura. CÚRCUMA contra el dolor y la inflamación.

      Uno de los efectos negativos que la práctica del deporte puede llevar aparejado es la inflamación muscular y el dolor tanto en los músculos como en las articulaciones. La raíz de cúrcuma es un complemento alimenticio muy útil para prevenir las lesiones y recuperar la musculatura de la inflamación.

      Como preventivo, la cúrcuma reduce la producción de glucosa en el hígado y aumenta la conversión de glucosa a glucógeno en los músculos, de esta forma se acumula la energía muscular para el ejercicio.

      Cuando se ha producido una inflamación a nivel del músculo o la articulación, la cúrcuma tiene la capacidad de reducir la inflamación siendo capaz de reducir la producción de enzimas proinflamatorias, además su capacidad antioxidante contribuye al efecto antiinflamatorio. Otra de las propiedades de la cúrcuma es la que se deriva por su efecto a nivel hepático ya que tiene la capacidad de aumentar la producción de bilis y proteger el hígado. 

  • Fatiga física. UBIQUINOL para recuperar la energía.

      La fatiga es la manifestación del agotamiento de energía. Distintas investigaciones han comprobado que la administración oral de ubiquinol, la forma reducida del coenzima Q10 mejora el rendimiento físico y la sensación subjetiva de fatiga durante el ejercicio, aumentando la tolerancia al esfuerzo y el rendimiento deportivo, sobre todo en deportes como el ciclismo, el running o el atletismo, que suponen un gran gasto de energía. El nombre de ubiquinol  deriva de la palabra ubicuo  que significa estar presente en todas partes, debido a que está presente en cada una de las células de nuestro organismo.

      De manera natural, el cuerpo humano sintetiza y metaboliza esta enzima, pero debido a varios factores, como la edad, el estado de salud o el esfuerzo hacen que las necesidades aumenten por encima de la velocidad de síntesis. Éste coenzima permite maximizar la obtención de energía a partir de la oxidación de los nutrientes de los alimentos.

  • Protección de las articulaciones. CONDROITINSULFATO y GLUCOSAMINA, dos buenos aliados.

      Al practicar deporte una de las partes del cuerpo más castigadas son las articulaciones. Cada deporte afecta a unas u otras, por ejemplo, al correr las articulaciones de las rodillas, columna vertebral y tobillos, son las más afectadas al recibir continuos impactos, los jugadores de tenis sufren además desgaste de las articulaciones de los codos, etc. Las lesiones articulares más frecuentes son las que afectan a los cartílagos y los tendones. El cartílago está constituido por agua (65 a 80%), colágeno, glucoproteinas y condrocitos. La sustancia gelatinosa de la matriz está constituida por carbohidratos denominados glucosaminoglucanos (GAGs).

      El condroitinsulfato y la glucosamina son dos de estos glusaminoglucanos. El aporte como complemento de ambos ha demostrado aumentar la matriz del cartílago y evitar el desgaste. Ambos componentes se complementan porque tienen un efecto distinto, la glucosamina mejora el metabolismo de estos glucaminoglucanos porque es precursora de los mismos y componente natural de la matríz y el condroitinsulfato inhibe la acción de las enzimas que degradan el cartílago, reduciendo el desgaste. Se absorben bien por vía oral, siempre que sea de bajo peso molecular y tienen elevada afinidad por los tejidos articulares. Estos efectos se ven aumentados cuando se combinan ambos nutrientes con metil-sulfonil metano (MSM) que es una forma de azufre orgánico, vitamina C que participa en los procesos de formación de colágeno y manganeso que desempeña un papel importante en la formación del tejido óseo, y contribuye a su mantenimiento.

      Esperamos que te haya sido de utilidad y te recordamos que en Farmacia Ardoz nuestro objetivo es tu bienestar.

condro-aid-forte-60-caps.jpg