CONSEJOS PARA RECUPERAR LA SILUETA TRAS LOS EXCESOS NAVIDEŅOS.

      Se acaban las Navidades, volvemos a la rutina y la báscula parece nuestro peor enemigo. Aquí van una serie de consejos nutricionales para recuperar la figura y mejorar nuestro metabolismo tras los excesos.

  • No te saltes comidas y menos si tienes hambre, lo único que generarás es facilitar la ansiedad y cuando menos te lo esperes estarás asaltando la nevera y comiendo “lo que encuentres” y en cantidades elevadas. El secreto está en saber qué comer y para ello lo mejor es acudir a un profesional de salud cualificado que pueda planificarte las comidas y darte recomendaciones individualizadas.
  • Consume pescados más grasos, ricos en omegas, como las sardinas, anchoas, salmón o caballa, los cuales disminuyen los niveles de cortisol y ayudan a promover un equilibrio hormonal saludable tanto en las glándulas suprarrenales como en la tiroides.
  • Incorpora el aguacate en tu alimentación diaria, pues contiene un carbohidrato exclusivo conocido como manoheptulosa, que ayuda a equilibrar los niveles de azúcar en sangre, disminuye la resistencia a la insulina y activa nuestro metabolismo.
  • Añade frutos secos y semillas a tus ensaladas, cremas y sopas, incluso pueden acompañar tu plato de pescado al horno o pollo a la plancha, pues reducirán la velocidad del vaciado gástrico y te ayudarán a sentirte lleno y satisfecho (gracias a la estimulación al hipotálamo y a la pituitaria de forma natural).
  • Aliña siempre tus comidas con aceite de oliva virgen extra, pues incrementa de forma considerable la oxidación de las grasas acumuladas en el organismo para que se utilicen como forma de energía para nuestras células.
  • Opta por desayunar huevos (en especial la clara), una tostada sin gluten con pasta de sésamo o crema de avellanas/almendras con copos de coco, para conseguir buenos niveles del aminoácido lisina, que se ha visto que contribuye a mejorar la apariencia de la celulitis y a que los músculos se vean más definidos (mayor tonificación).
  • Por último, es igual de importante saber gestionar el estrés para que nos acompañe “en su justa medida”. De lo contrario, si dejamos que el estrés domine nuestra vida, facilitamos que toda molécula de grasa quede almacenada y nos sea sumamente difícil utilizarla como fuente de energía. Mantén siempre una actitud positiva, valórate y confía en ti, seguro que podrás derrumbar los obstáculos que se te impongan.

      Esperamos que te haya sido de utilidad y te recordamos que en Farmacia Ardoz nuestro objetivo es tu bienestar.