INTOLERANCIAS VERSUS ALERGIAS ALIMENTARIAS.

                Todos en algún momento hemos oído a alguien decir soy intolerante a la lactosa, soy alérgico a la proteína de la leche, soy celiaco… pero, ¿qué hay de diferente entre una intolerancia y una alergia alimentaria? Si es que hay alguna diferencia.

La respuesta es sí. En el caso de las intolerancias alimentarias generalmente se deben a deficiencias en determinadas enzimas digestivas como por ejemplo es el caso de la intolerancia a la lactosa en la que se carece de la enzima lactasa que se encarga de digerir el azúcar de la leche, mientras que en el caso de las alergias alimentarias provocan una respuesta del sistema inmunitario, cosa que en la intolerancias no sucede.

En cuanto a los síntomas de las alergias podemos distinguir entre síntomas digestivos picor de boca, lengua y garganta que coinciden con la ingesta del alimento y vómitos diarrea, dolor abdominal de intensidad variable. Síntomas cutáneos como urticarias, habones con afeccion de párpados, manos o de aparición generalizada. La dermatitis atópica que puede ser exacerbada por contacto con proteínas de leche o huevo. Síntomas respiratorios como hiperreactividad bronquial, asma, rinoconjuntivitivales.

Los síntomas que acompañan a las intolerancias pueden ser parecidos pero más leves aunque sin dejar de ser molestos; dolor abdominal, gases, diarrea… que en ningún caso llevan a la muerte.

También hay que distinguir entre el tiempo de aparición. En las alergias los síntomas aparecen entre los 30 y 60 minutos tras la ingestión mientras que en el caso de las intolerancias son más tardíos pudiendo aparecer incluso 72 horas tras la ingesta.

En cuanto a la evolución de las alergias alimentarias podemos decir que con frecuencia terminan despareciendo, pero esto depende en gran medida del alimento implicado, de la edad del paciente y de la severidad del problema. Es más probable que despararezca una alergia a la leche de vaca que una alergia al pescado  o a los frutos secos. También es más probable que desaparezca una alergia alimentaria en niños pequeños que en adolescentes o adultos. Es más probale que desaparezcan alergias causantes de reacciones leves que los casos más graves.

En el caso de las intolerancias, es difícil que desaparezcan ya que, como hemos comentado, en general se deben a déficit enzimáticos que no se suelen recuperar.

Las intolerancias más comunes son a la lactosa, sacarosa y fructosa.

Mientras que los alimentos causantes de alergias con la leche, pescado y huevos en niños y los mariscos, pescados y frutos secos en adultos.

Una persona que padece una alergia alimentaria no puede ingerir ni siquiera pequeñas cantidades del alimento, en cambio al parecer intolerancia si sería posible ingerir una mínima cantidad de alimento sin grandes inconvenientes dependiendo del grado de intolerancia.

Esperamos que te haya sido de utilidad y te recordamos que en Farmacia Ardoz nuestro objetivo es tu bienestar.