Noticias

Compleja y maravillosa, la memoria sigue revelándonos sus secretos cada vez un poco más. Lo que se consideraba como una función muy localizada del cerebro humano, es en realidad un sistema complejo hecho de niveles, dimensiones y ramificaciones insospechadas hasta ahora.

“La memoria es el porvenir del pasado”. Paul Valéry

Clásicamente se concebía la memoria ubicada en el centro del cerebro, en las estructuras límbicas e hipocámpicas. Se está descubriendo paulatinamente que la memoria puede encontrarse en otros lugares, hasta en el nivel celular…

En función de la recién descubierta capacidad cerebral de neuroplasticidad, se van creando nuevas conexiones entre las neuronas hasta el final de la vida. En la medida que perdemos neuronas cada día, si no se generan estas nuevas conexiones, subiremos una involución cerebral relacionada con la edad. Cada estímulo externo o interno crea o despierta conexiones (sinapsis) adormecidas. Decía Einstein que usamos el 10% de nuestro cerebro.

Al igual que todas las otras funciones cerebrales, la transmisión neurocerebral depende de neuromediadores, entre los cuales se encuentran los neurotransmisores (NT). De la veintena de NT conocidos, los más importantes para una buena función de la memoria son la dopamina (DA), la noradrenalina (NA), la acetilcolina (ACol) y la serotonina.

Al igual que una computadora, para fabricar memoria, el cerebro necesita un estado de atención, mediado por la dopamina, una fijación gracias a la noradrenalina, un almacenamiento por la acetilcolina y la recuperación del recuerdo por la dopamina otra vez.

Atención, fijación y rememoración dependen también del estado anímico, puesto que los estados ansioso-depresivos merman la capacidad para recordar.

En casos de ansiedad, angustia y/o depresión, la memoria se ve alterada.

 Los NT necesitan para su función fisiológica de unos cofactores esenciales, como el magnesio, el hierro, el yodo, las vitaminas del grupo B (especialmente B6, B9 y B12), los ácidos grasos omega-6 y 3…

Del aporte nutricional óptimo depende luego una buena función neurocerebral. Toda deficiencia micronutricional se puede repercutir en la función de la memoria.

En primer lugar, son esenciales los aportes en precursores de NT, en particular la tirosina, el triptófano y la lecitina.

Además, unos buenos niveles nutricionales de magnesio, yodo y hierro son fundamentales para una buena función neurocerebral. Las vitaminas del grupo B, los antioxidantes y los ácidos grasos completan el abanico de nutrientes esenciales.

Los procesos de envejecimiento y de degeneración neurocerebral, relacionados o no con la inflamación, son siempre estados de oxidación sistémica por la acción deletérea de los radicales libres (RL), elementos nocivos del estrés oxidativo.

Para luchar contra estos RL, nuestro organismo necesita de varios metabolismos antioxidantes endógenos y de aportes nutricionales, entre los cuales los más importantes son la vitamina C, la vitamina E, el betacaroteno y los demás carotenoides, la coenzima Q10, el magnesio, el zinc, etc.

Al igual que la herrumbre, la oxidación sistémica es sinónimo de fragilidad, inflamación, esclerosis, acidificación, desmineralización y al final, necrosis y muerte celular.

La salud de las membranas celulares, su flexibilidad y permeabilidad dependen del buen equilibrio de los ácidos grasos omega-6 y los omega-3, con una ratio idealmente la más cercana posible al 1 (en la población general este cociente se acerca a menudo a 10 o más).

En la estrategia para una buena función de la memoria todos estos micronutrientes son esenciales. Entre todos, el magnesio es probablemente el mineral más importante para la función sináptica (almacenamiento y liberación de los NT).

Fitoterapia

Podemos contar también con una fitoterapia específica para recuperar y mejorar una memoria deficiente.

La planta más indicada es el Gingko biloba, que favorece la microcirculación y la función neurocerebral.

Hay otras plantas con un efecto adaptógeno importante, como la Centella asiatica (Gotu KolaBrahmi), la Withania somnifera (Ashwaganda), el ginseng, el eleuterococo y un largo etcétera.

Pero, a pesar de un excelente aporte de micronutrientes, recordemos que la memoria, al igual que los otros mecanismos neurocerebrales, es como un músculo que es preciso usar y estimular a diario, sea como sea, para no ir perdiendo sus imprescindibles funciones y sus inagotables posibilidades siempre por descubrir…

Y recordando asimismo que, de todos modos, la memoria es lo que queda al final del olvido…

Complementación adecuada

De entre los posibles complementos nutricionales adecuados para potenciar la memoria que existen en el mercado, os recomendamos:

  1. MEMOBIANE: El zinc contribuye a la función cognitiva normal (memoria). El ácido pantoténico contribuye al rendimiento intelectual normal.
  2. FORMAG: Contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso y a reducir el cansancio.
  3. OMEGABIANE DHA: Rico en omega 3 DHA, constribuye al funcionamiento normal del cerebro.
  4. GINGKO: Complemento alimenticio a base de extracto de ginkgo biológico.

 

Artículo ofrecido por PILEJE y publicado en la revista SOYCOMOCOMO el 9 de Mayo 2017 

El autor: 

Francesco Borella

Licenciado en medicina y cirujía por la Universidad de Ginebra, Suiza, formado en Pediatría y Psiquiatría en Hospitales de Ginebra, formación especializada en Acupuntura, Homeopatía, Fitoterapia, Naturopatía y Psicoterapia, miembro docente del IEDM (Instituto Europeo de Dietética y Micronutrición).

 

 

Leer

El tiempo está loco, es una frase que en esta época del año solemos decir a menudo, y es por eso que a pesar de estar casi en primavera vuelven los resfriados. En este post vamos a hablar de dos plantas medicinales que nos pueden ayudar a combatir los síntomas de esta dolencia.

La primera de ellas es la echinácea. De ella se utiliza en medicina natural la raíz. En su composición destacan los polisacáridos de alto y medio peso molecular incluidos los arabinogalactanos así como inulina, betaína, glicoproteínas, taninos, flavonoides y vitamina C. La raíz es especialmente rica en ácido cafeico y ácido cichorico.

La echinácea presenta una acción estimulante del sistema inmune, aumneta la producción y actividad de los linfocitos y macrófagos produciendo una estimulación de las defensas del organismo de forma no específica. Además presenta actividad bacteriostática, virustática, antiinflamatoria, analgésica y antitérmica.

Se ha comprobado clínicamente que la echinácea reduce los síntomas y duración de los procesos gripales y del resfriado común.

Las comisión E de Alemania autoriza el uso de la echinácea como tratamiento de apoyo en las infecciones recurrentes del tracto respiratorio superior, así como en las infecciones gripales. Por vía oral, se puede tomar de manera `preventiva y cuando comienzan los primeros síntomas de la gripe o resfriado.

El própolis lo elaboran las abejas y con él tapizan las paredes de la colmena defendiéndola así frente al medio externo, asegurando la asepsia del interior de la colmena.

Aunque la composición es bastante compleja y depende de cada colmena, se compone básicamente de resinas y bálsamos, cera, aceites esenciales y polen, además de compuestos fenólicos a los que se les atribuyen sus propiedades. Entre los que destacan: flavonoides, ácido cinámico, cafeico y otros, vainillina e isovainillina, cumarinas y triglicéridos fenólicos. Para completar la fórmula, contiene vitamina A.

Numerosos estudios han demostrado su acción bacteriostática y bactericida siendo los principales responsables de esta acción los flavonoides. A la luz de estos estudios parece justificado su uso como antibiótico natural recomendándose especialmente en el tratamiento de las infecciones de las vías respiratorias altas.

Esperamos que te haya sido de utilidad y te recordamos que en Farmacia Ardoz nuestro objetivo es tu bienestar.

Leer

                Conciliar el sueño y descansar cuando tenemos que hacerlo a lado de una persona que ronca puede resultar bastante complicado. Ese molesto sonido puede ser insoportable, pero también hay que tener en cuenta que nos puede estar alertando de posibles enfermedades.

La ronquiopatía es un trastorno respiratorio que puede acarrear consecuencias como somnolencia diurna, cansancio, déficit de atención, bajo rendimiento laboral…

El ronquido se produce cuando dormimos porque los músculos de la garganta y la tráquea se relajan obstruyendo el paso del aire de la nariz a la garganta, esto dificulta la entrada y salida del aire desde los pulmones lo que obliga a respirar por la boca.

Si bien es cierto que los ronquidos no pueden evitarse si podemos adoptar una serie de medidas para disminuirlos:

·         La obesidad es una de las principales causas de los ronquidos porque las vías respiratorias están sometidas a una mayor presión debido a la grasa acumulada en el cuello. Si este es tu caso, lo ideal sería proponerse una bajada de peso siempre de forma sana y guiada por un profesional.

·         Los hábitos posturales que adoptamos a la hora de dormir también pueden influir en los ronquidos. Cuando descansamos boca arriba, la base de la lengua cae hacia atrás reduciendo el espacio por el que pasa el aire. Dormir de lado o incluso ligeramente reclinados utilizando doble almohada, pueden ayudar mantener las vías respiratorias más despejadas y favorecer el paso del aire.

·         El alcohol, el tabaco y los fármacos sedantes, actúan como relajantes de las vías respiratorias causando ronquidos durante el sueño. Evitar al consumo de éstos, especialmente durante las últimas horas de la tarde o antes de dormir, puede ayudar a disminuir los ronquidos.

·         Mantener unos hábitos de descanso regulares, como dormir ocho horas diarias, acostarse siempre a la misma hora… contribuyen a que los músculos de la parte superior de la garganta no se relajen más de lo habitual.

·         Dejar pasar al menos dos horas desde la cena a la hora de irse a la cama. Si nos acostamos con el estómago lleno presionamos el diafragma haciendo que aumenten los ronquidos.

·         Otra causa de ronquidos puede ser la obstrucción de las fosas nasales. Mantener la nariz despejada e hidratada ayuda a aliviar los ronquidos. Para ello podemos utilizar spray a base de agua de mar o eucalipto, aplicarnos cremas hidratantes nasales y utilizar tiras nasales que nos ayuden a mantener despejadas las fosas nasales.

 

Si después de estos consejos no mejora el tema de los ronquidos, sería recomendable acudir al especialista por si detrás del proceso se escondiera alguna patología que se deba corregir con ayuda del médico como pueden ser las apneas del sueño.

 

Esperamos que te haya sido de utilidad y te recordamos que en Farmacia Ardoz nuestro objetivo es tu bienestar.

Leer

                Todos en algún momento hemos oído a alguien decir soy intolerante a la lactosa, soy alérgico a la proteína de la leche, soy celiaco… pero, ¿qué hay de diferente entre una intolerancia y una alergia alimentaria? Si es que hay alguna diferencia.

La respuesta es sí. En el caso de las intolerancias alimentarias generalmente se deben a deficiencias en determinadas enzimas digestivas como por ejemplo es el caso de la intolerancia a la lactosa en la que se carece de la enzima lactasa que se encarga de digerir el azúcar de la leche, mientras que en el caso de las alergias alimentarias provocan una respuesta del sistema inmunitario, cosa que en la intolerancias no sucede.

En cuanto a los síntomas de las alergias podemos distinguir entre síntomas digestivos picor de boca, lengua y garganta que coinciden con la ingesta del alimento y vómitos diarrea, dolor abdominal de intensidad variable. Síntomas cutáneos como urticarias, habones con afeccion de párpados, manos o de aparición generalizada. La dermatitis atópica que puede ser exacerbada por contacto con proteínas de leche o huevo. Síntomas respiratorios como hiperreactividad bronquial, asma, rinoconjuntivitivales.

Los síntomas que acompañan a las intolerancias pueden ser parecidos pero más leves aunque sin dejar de ser molestos; dolor abdominal, gases, diarrea… que en ningún caso llevan a la muerte.

También hay que distinguir entre el tiempo de aparición. En las alergias los síntomas aparecen entre los 30 y 60 minutos tras la ingestión mientras que en el caso de las intolerancias son más tardíos pudiendo aparecer incluso 72 horas tras la ingesta.

En cuanto a la evolución de las alergias alimentarias podemos decir que con frecuencia terminan despareciendo, pero esto depende en gran medida del alimento implicado, de la edad del paciente y de la severidad del problema. Es más probable que despararezca una alergia a la leche de vaca que una alergia al pescado  o a los frutos secos. También es más probable que desaparezca una alergia alimentaria en niños pequeños que en adolescentes o adultos. Es más probale que desaparezcan alergias causantes de reacciones leves que los casos más graves.

En el caso de las intolerancias, es difícil que desaparezcan ya que, como hemos comentado, en general se deben a déficit enzimáticos que no se suelen recuperar.

Las intolerancias más comunes son a la lactosa, sacarosa y fructosa.

Mientras que los alimentos causantes de alergias con la leche, pescado y huevos en niños y los mariscos, pescados y frutos secos en adultos.

Una persona que padece una alergia alimentaria no puede ingerir ni siquiera pequeñas cantidades del alimento, en cambio al parecer intolerancia si sería posible ingerir una mínima cantidad de alimento sin grandes inconvenientes dependiendo del grado de intolerancia.

Esperamos que te haya sido de utilidad y te recordamos que en Farmacia Ardoz nuestro objetivo es tu bienestar.

Leer

               El colesterol es una grasa necesaria e indispensable para el buen funcionamiento del organismo, está presente en las membranas celulares dando estabilidad y flexibilidad a las mismas, es precursor de hormonas como las sexuales así como de ciertos neurotransmisores, pero entonces ¿por qué se ha vuelto tan temido? Como todo, en su justa medida es necesario el problema surge cuando los niveles aumentan. En una analítica de sangre cuantificamos varios valores, por un lado la cantidad de colesterol libre que por sí solo nos da poca información y por otro el HDL (conocido coloquialmente como colesterol bueno) y el LDL (conocido como colesterol malo).

Tanto HDL como LDL son proteínas que se asocia a las moléculas de colesterol para su trasporte por la sangre. Niveles altos de HDL se han asociado a bajo riesgo de enfermedades cardiovasculares (infartos de miocardio, isquemias…) mientras que niveles altos de LDL se han asociado a génesis de placas de ateroma que son depósitos de grasa en las paredes vasculares provocando estrechamientos y en casos extremos llegando a la oclusión total del vaso.

Tradicionalmente se ha usado un grupo de fármacos llamados estatinas para el control de los niveles de colesterol en sangre. Entre ellas podemos nombrar a las sinvastatinas, pitavastatinas, pravastatinas, atorvastatinas, fluvastatinas… El principal inconveniente de la toma de estos medicamentos son los efectos secundarios que si bien suelen ser graves si son molestos para quienes los sufren. El que se da con mayor frecuencia son las mialgias o dolores musculares, esto es debido a que este tipo de fármacos inhiben la síntesis de colesterol pero también actúan inhibiendo la síntesis de una molécula llamada coenzima Q 10 que se encarga de aportar energía a los músculos.

¿Podemos hacer algo al respecto? La respuesta es sí. Cuando los niveles de colesterol hagan necesaria la toma de este tipo de medicamentos debemos tomar complementos a base de Coenzima Q (ver artículo COENZIMA Q 10)

Cuando los niveles de colesterol estén altos pero no constituyen un factor de riesgo, podemos probar a tomar alternativas naturales que nos regulen los niveles sin provocarnos efectos secundarios. Nos estamos refiriendo a las llamadas estatinas naturales o levadura roja de arroz. La levadura roja de arroz es un producto obtenido a partir de una levadura (Monascus purpureus) que crece sobre este cereal, contiene un conjunto de hasta 14 sustancias que se conocen como monacolinas, pertenecientes a la categoría de las estatinas, entre las que destacan la monacolina K y la monacolina L. Contiene también ácidos grasos mono y poliinsaturados, fitoesteroles e isoflavonoides. Su mecanismo de acción es, como el de cualquier otra estatina, inhibir la síntesis de colesterol pero por otro lado su contenido en ácidos grasos y fitoesteroles contribuyen a la disminución de lípidos plasmáticos y a evitar la oxidación del colesterol “malo” o LDL.

Se opte por la alternativa farmacológica que sea no debemos olvidar nuca acompañar esta de un estilo de vida saludable que incluya habitos como:

-          Abandonar el tabaco.

-          Hacer ejercicio.

-          Dieta sana y variada pobre en grasas insaturadas.

-          Bajar de peso en casos de sobrepeso u obesidad.

 

Esperamos que te haya sido de utilidad y te recordamos que en Farmacia Ardoz nuestro objetivo es tu bienestar.

Leer

      Muchos son los motivos que nos lleven a dejar de fumar pero lo cierto es que todos somos conscientes del riesgo para la salud que supone el tabaco, quizá por ello es uno de los propósitos más comunes de año nuevo, pero ya estamos a mediados de enero y, a pesar de las buenas intenciones, no hemos conseguido lograr nuestro objetivo. Hoy nos proponemos hablar de uno de los métodos que nos pueden ayudar, la terapia sustitutiva de nicotina.

      Pero que cambios tienen lugar en nuestro organismo cuando dejamos de fumar:

  • Entre las 8-24 horas los niveles de oxígeno en sangre vuelven a la normalidad.
  • A las 48 horas no queda nicotina en el cuerpo y mejora el sentido del gusto y el olfato.
  • A las 72 horas los tubos bronquiales empiezan a relajarse y la respiración se hace más fácil.
  • A partir de las 12 semanas la circulación y la capacidad pulmonar mejoran, lo que te permite caminar y correr con más facilidad.
  • Entre los 3-9 meses la tos y la sensación de ahogo mejoran a medida que tu función pulmonar aumenta hasta un 10%.
  • Al año el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares disminuye en un 50% con respecto al de un fumador.
  • A los 10 años el riesgo de cáncer de pulmón es un 50% menor al de un fumador. El riesgo de ataque al corazón es el mismo que el de alguien que nunca ha fumado.

      Parece que todo son ventajas, pero entonces, ¿por qué me cuesta tanto dejar de fumar?

      El consumo prolongado de nicotina crea dependencia física y psíquica, y cuando la persona decide dejar de fumar se manifiesta a través de determinados síntomas provocados por el síndrome de abstinencia, que comienzan a manifestarse a las seis horas después de haber fumado el último cigarrillo, y que se intensifican en los siguientes tres días, cuando no existe ningún rastro de nicotina en el organismo.

      Al reducir el número de cigarrillos o eliminarlos por completo, los síntomas al dejar de fumar suelen ser: mareos, depresión, frustración e irritabilidad, dificultad para conciliar el sueño y pesadillas, falta de concentración, desasosiego y disforia, dolor de cabeza, fatiga, aumento del apetito y de peso, estreñimiento, gases, presión en el pecho, tos seca, dolor de garganta y goteo nasal y ralentización del ritmo cardiaco.

      Los síntomas físicos suelen desaparecer en las tres semanas siguientes después de haber dejado el tabaco, respecto a los síntomas psicológicos es necesario plantearse un cambio de hábitos que ayuden al cerebro a eliminar la dependencia de coger un cigarrillo y fumar.

      Para acostumbrar al organismo a volver a prescindir de la nicotina existen distintos tratamientos entre los que destacan el psicológico con los que ayudar al paciente a cambiar de conducta y el farmacológico que reduce el síndrome de abstinencia de nicotina.

      Entre estos últimos se encuentra la terapia sustitutiva de nicotina que consiste en sustituir los cigarrillos por dosis controladas de nicotina.

      Existen dos métodos:

  • Método de supresión drástica en el que desde el primer día sustituimos un cigarrillo por una dosis controlada de nicotina.
  • Método de supresión progresiva que ayuda a reducir el número de cigarrilloso hasta un 50% en las primeras 6  semanas, con el objetivo de dejar de fumar completamente a los 6 meses.

      Tanto en un caso como en el otro disponemos actualmente en el mercado de diferentes formas de administrar esas dosis controladas de nicotinas como son los chicles, los parches, los spray bucales o comprimidos para chupar al igual de diferentes dosis de nicotina. Dependiendo del grado de adicción tabáquica que tengamos será más conveniente utilizar un método u otro e igualmente una dosis u otra de nicotina. No dudes en pasarte por la farmacia en la que con unas simples preguntas averiguaremos el grado de adicción y de esta manera podremos ajustar tu tratamiento para que los resultados sean exitosos. Y no olvides que con un poco de esfuerzo y la ayuda de tu farmacéutico tu objetivo será logrado con facilidad.

      Esperamos que te haya sido de utilidad y te recordamos que en Farmacia Ardoz nuestro objetivo es tu bienestar.

Leer

 

La coenzima Q10, también conocida como Q10 o ubiquinona, es una sustancia parecida a las vitaminas, y que tiene un papel primordial en el metabolismo energético de las células. Este compuesto contribuye de forma activa a la conversión de la grasa, los carbohidratos, las proteínas y el alcohol en ATP (adenosina trifosfato), una molécula que almacena energía en su forma química. Cuando una célula necesita energía, descompone la molécula de ATP y libera la energía que está almacenada en su interior. Todo este proceso tiene lugar en el interior de las células, en una serie de estructuras, denominadas mitocondrias. Por lo tanto, los órganos con los requisitos más altos de energía-tales como los músculos, hígado y riñón tienen las concentraciones más altas de Q10. El músculo cardiaco es un buen ejemplo de tejido corporal con células que contienen una gran cantidad de mitocondrias y que tiene unas necesidades energéticas proporcionalmente más importantes.

Además, los humanos somos capaces de sintetizar Q10 en el cuerpo. Este proceso, que tiene lugar en el hígado, se ralentiza a medida que envejecemos. Según los expertos, la Q10 del cuerpo llega a su máximo nivel a la edad de 20 - 25 años, cuando empieza a descender. Hay dos factores principales que llevan a la deficiencia de Q10 en los seres humanos: biosíntesis reducida, y el aumento de la utilización por el cuerpo. Algunas condiciones de enfermedades crónicas (cáncer, enfermedades del corazón, etc.) también se cree que reducen la biosíntesis y aumentan la demanda de Q10 en el cuerpo, pero no existen hasta ahora datos concretos que apoyen estas afirmaciones.

La Q10 comparte una ruta biosintética con el colesterol. La síntesis de un precursor intermediario de la Q10, el mevalonato es inhibida por algunos beta-bloqueantes, medicamentos para disminuir la presión arterial, [ ]y las estatinas, una clase de medicamentos para reducir el colesterol. [  ]Las estatinas pueden reducir los niveles séricos de Q10 hasta en un 40%. Por lo que es recomendable la suplementación con Q10 como un complemento de rutina para cualquier tratamiento que podría reducir la producción endógena de Q10.

Hay tres estados redox de la Coenzima Q10: totalmente oxidado (ubiquinona), semiquinona (ubisemiquinona), y totalmente reducida (ubiquinol). La capacidad de esta molécula para existir en una forma completamente oxidada y una forma completamente reducida permite que pueda desempeñar funciones en la cadena de transporte de electrones, y como antioxidante, respectivamente. En el cuerpo se da un equilibrio entre la forma reducida y la oxidada, pero conforme envejecemos, el paso de ubiquinona a ubiquinol se hace cada vez más dificultoso, por ello diferentes estudios abogan por la complementación dietética de Q10 en forma de ubiquinol.

En la actualidad existen muchas marcas que comercializan la coenzima Q10 tanto en forma de ubiquinona como de ubiquinol, una forma fácil de diferenciar si estamos tomando una u otra es por el color. Mientras que la ubiquinona se caracteriza por su color amarillo el ubiquinol tiene un color trasparente a blanco a temperatura ambiente.

Esperamos que te haya sido de utilidad y te recordamos que en Farmacia Ardoz nuestro objetivo es tu bienestar.

Leer

      Se acaban las Navidades, volvemos a la rutina y la báscula parece nuestro peor enemigo. Aquí van una serie de consejos nutricionales para recuperar la figura y mejorar nuestro metabolismo tras los excesos.

  • No te saltes comidas y menos si tienes hambre, lo único que generarás es facilitar la ansiedad y cuando menos te lo esperes estarás asaltando la nevera y comiendo “lo que encuentres” y en cantidades elevadas. El secreto está en saber qué comer y para ello lo mejor es acudir a un profesional de salud cualificado que pueda planificarte las comidas y darte recomendaciones individualizadas.
  • Consume pescados más grasos, ricos en omegas, como las sardinas, anchoas, salmón o caballa, los cuales disminuyen los niveles de cortisol y ayudan a promover un equilibrio hormonal saludable tanto en las glándulas suprarrenales como en la tiroides.
  • Incorpora el aguacate en tu alimentación diaria, pues contiene un carbohidrato exclusivo conocido como manoheptulosa, que ayuda a equilibrar los niveles de azúcar en sangre, disminuye la resistencia a la insulina y activa nuestro metabolismo.
  • Añade frutos secos y semillas a tus ensaladas, cremas y sopas, incluso pueden acompañar tu plato de pescado al horno o pollo a la plancha, pues reducirán la velocidad del vaciado gástrico y te ayudarán a sentirte lleno y satisfecho (gracias a la estimulación al hipotálamo y a la pituitaria de forma natural).
  • Aliña siempre tus comidas con aceite de oliva virgen extra, pues incrementa de forma considerable la oxidación de las grasas acumuladas en el organismo para que se utilicen como forma de energía para nuestras células.
  • Opta por desayunar huevos (en especial la clara), una tostada sin gluten con pasta de sésamo o crema de avellanas/almendras con copos de coco, para conseguir buenos niveles del aminoácido lisina, que se ha visto que contribuye a mejorar la apariencia de la celulitis y a que los músculos se vean más definidos (mayor tonificación).
  • Por último, es igual de importante saber gestionar el estrés para que nos acompañe “en su justa medida”. De lo contrario, si dejamos que el estrés domine nuestra vida, facilitamos que toda molécula de grasa quede almacenada y nos sea sumamente difícil utilizarla como fuente de energía. Mantén siempre una actitud positiva, valórate y confía en ti, seguro que podrás derrumbar los obstáculos que se te impongan.

      Esperamos que te haya sido de utilidad y te recordamos que en Farmacia Ardoz nuestro objetivo es tu bienestar.

Leer

      Con la llegada del año nuevo muchos son los propósitos que nos proponemos, uno de los más comunes es la práctica de algún deporte o el típico “me apunto al gimnasio”

      Practicar algún deporte de forma regular es una buena forma de mantener la actividad física imprescindible para mejorar el estado de salud y prevenir enfermedades. Muchas de las enfermedades más prevalentes hoy en día son consecuencia del sedentarismo y muchas de ellas mejoran con la práctica del deporte. La práctica de deporte disminuye el riesgo de obesidad y de sufrir enfermedades cardíacas y metabólicas, mejora la presión arterial alta, disminuye los niveles elevados de colesterol y otras grasas en la sangre, disminuye los riesgos de osteoporosis y mantiene la musculatura fuerte y flexible, lo que reduce el riesgo de lesiones por caídas o golpes. Además el ejercicio mejora el estado de ánimo y la autoestima, sin olvidar la pérdida de peso que a todos nos preocupa después de los excesos navideños.

      Sin embargo, para la práctica de deporte se tienen que tener en consideración ciertas precauciones, como llevar una alimentación adecuada, precalentar antes del entrenamiento, conocer los propios límites y hacer estiramientos después de las sesiones.

      Es muy importante también la hidratación. Es imprescindible hidratarse antes, durante y después de la práctica de deporte y beber aunque no se tenga sed, ya que la pérdida de agua durante el esfuerzo puede ser rápida.

      No hay recompensa sin esfuerzo y el entrenamiento y la práctica de deporte conllevan un esfuerzo físico que a veces trae consecuencias y puede suponer molestias. Una nutrición adecuada, como se ha dicho es imprescindible y no hay nada que la pueda sustituir. Pero conocer los complementos alimenticios que pueden ayudar en ciertos problemas y situaciones puede ser de gran ayuda.

  • Protección de la musculatura. CÚRCUMA contra el dolor y la inflamación.

      Uno de los efectos negativos que la práctica del deporte puede llevar aparejado es la inflamación muscular y el dolor tanto en los músculos como en las articulaciones. La raíz de cúrcuma es un complemento alimenticio muy útil para prevenir las lesiones y recuperar la musculatura de la inflamación.

      Como preventivo, la cúrcuma reduce la producción de glucosa en el hígado y aumenta la conversión de glucosa a glucógeno en los músculos, de esta forma se acumula la energía muscular para el ejercicio.

      Cuando se ha producido una inflamación a nivel del músculo o la articulación, la cúrcuma tiene la capacidad de reducir la inflamación siendo capaz de reducir la producción de enzimas proinflamatorias, además su capacidad antioxidante contribuye al efecto antiinflamatorio. Otra de las propiedades de la cúrcuma es la que se deriva por su efecto a nivel hepático ya que tiene la capacidad de aumentar la producción de bilis y proteger el hígado. 

  • Fatiga física. UBIQUINOL para recuperar la energía.

      La fatiga es la manifestación del agotamiento de energía. Distintas investigaciones han comprobado que la administración oral de ubiquinol, la forma reducida del coenzima Q10 mejora el rendimiento físico y la sensación subjetiva de fatiga durante el ejercicio, aumentando la tolerancia al esfuerzo y el rendimiento deportivo, sobre todo en deportes como el ciclismo, el running o el atletismo, que suponen un gran gasto de energía. El nombre de ubiquinol  deriva de la palabra ubicuo  que significa estar presente en todas partes, debido a que está presente en cada una de las células de nuestro organismo.

      De manera natural, el cuerpo humano sintetiza y metaboliza esta enzima, pero debido a varios factores, como la edad, el estado de salud o el esfuerzo hacen que las necesidades aumenten por encima de la velocidad de síntesis. Éste coenzima permite maximizar la obtención de energía a partir de la oxidación de los nutrientes de los alimentos.

  • Protección de las articulaciones. CONDROITINSULFATO y GLUCOSAMINA, dos buenos aliados.

      Al practicar deporte una de las partes del cuerpo más castigadas son las articulaciones. Cada deporte afecta a unas u otras, por ejemplo, al correr las articulaciones de las rodillas, columna vertebral y tobillos, son las más afectadas al recibir continuos impactos, los jugadores de tenis sufren además desgaste de las articulaciones de los codos, etc. Las lesiones articulares más frecuentes son las que afectan a los cartílagos y los tendones. El cartílago está constituido por agua (65 a 80%), colágeno, glucoproteinas y condrocitos. La sustancia gelatinosa de la matriz está constituida por carbohidratos denominados glucosaminoglucanos (GAGs).

      El condroitinsulfato y la glucosamina son dos de estos glusaminoglucanos. El aporte como complemento de ambos ha demostrado aumentar la matriz del cartílago y evitar el desgaste. Ambos componentes se complementan porque tienen un efecto distinto, la glucosamina mejora el metabolismo de estos glucaminoglucanos porque es precursora de los mismos y componente natural de la matríz y el condroitinsulfato inhibe la acción de las enzimas que degradan el cartílago, reduciendo el desgaste. Se absorben bien por vía oral, siempre que sea de bajo peso molecular y tienen elevada afinidad por los tejidos articulares. Estos efectos se ven aumentados cuando se combinan ambos nutrientes con metil-sulfonil metano (MSM) que es una forma de azufre orgánico, vitamina C que participa en los procesos de formación de colágeno y manganeso que desempeña un papel importante en la formación del tejido óseo, y contribuye a su mantenimiento.

      Esperamos que te haya sido de utilidad y te recordamos que en Farmacia Ardoz nuestro objetivo es tu bienestar.

Leer